DÍA DE LA VISIBILIZACIÓN LÉSBICA

Todo esto es como un castillo de naipes. Construir un nuevo piso requiere de extremo cuidado y paciencia, lucha, voluntad y trabajo, pero el más sutil revés contra él, puede derribarlo.

Vale, cierto, no estamos hablando de torres de cartas. Hablamos realmente de la lucha que conlleva el simple hecho de amar. Qué difícil salir a la calle con la confianza personal suficiente como para poder besar, dar la mano o llevar a cenar a alguien que amas (o no), si es otra mujer.

A nivel individual, al igual que toda lucha LGTB+, la propia persona ya es un obstáculo en muchos casos. Salir de la caja de los prejuicios y constructos sociales que se nos ha inculcado desde niñes ya es en sí mismo una lucha personal (lucha que, por cierto, muchas personas pierden todos los días). Imaginemos por un momento que ese piso del castillo de naipes es, a pesar de las dificultades, construido por una mujer homosexual gracias a la más reciente visibilización LGTB+. Como ya hemos hablado, el castillo es frágil, y su destrucción es sencilla, por tanto, cualquier suave brisilla puede ser fatal. Un comentario, unas cuantas miradas furtivas o una ola de ataques contra parejas de mujeres, también.

Ataques  de violencia física y verbal se están dando de manera diaria en plena calle en los últimos meses. No están pasando en países homófobos, no es el argumento de una película barata ni es una locura. Mujeres lesbianas están siendo atacadas cada día aquí. Tal como está construida la sociedad, atacar parece estar mayormente relacionado con personas que matan a otras personas. Cualquier otro ataque parece mundano y no importante, parece poder pasarse por alto por simple. Pues bien, no es así. Parémonos un momento a reflexionar sobre la realidad del dolor de los detalles.

Una pareja de mujeres expulsada de un restaurante. Un grupo de jóvenes católicos maldiciendo una pareja de lesbianas que descansaban en un parque público. Un grupo de mujeres sufren una paliza al salir de un bar de ambiente.

No es importante. No es importante qué tipo de ataque, siempre que esté condicionado por una condición sexual. Una manera de querer, de sentir atracción, un elemento más de una persona igual que las demás. Lo importante de las agresiones es que desmoralizan, que desestiman. Desmontan muchos pisos de este castillo de naipes, que han llevado años de construcción. A nivel colectivo, para todas las lesbianas, sí, pero también a nivel personal. Un sencillo desplante en un lugar público, una paliza cerca de un bar que es un safe space. Destruye desde el primer naipe hasta el menos importante. Alguien que nunca ha sentido su identidad desprotegida no puede juzgar cómo de importante es el sentirse segura al hablar sobre chicas en cualquier grupo. Cómo de importante es no tener que seleccionar lo que te gusta, no vaya a ser de muy machorra. O cómo de importante es poder ir de la mano con quien sea, sin miedo a que te escupan, insulten, peguen o similar. Y cuánto cuesta construir todos esos pisos de naipes.

A la sombra de estos ataques a mujeres homosexuales, toda la labor disminuye su valor. Cada persona que se ha expuesto en YouTube para alentar el valor de otras lesbianas, disminuye un poco. Cada paso que una lesbiana ha dado para ser ella misma ante su familia homófoba pierde un poco de fuerza, afectando a la seguridad con la que podrá atreverse a ser su mejor versión en la lucha de su día a día.

Pero como dice mi abuela, la esperanza es lo último que se pierde. La situación solo servirá para visibilizar y unir a las mujeres homosexuales, para seguir construyendo pisos de castillos de naipes individuales y colectivos que resistan los vendavales de una sociedad anclada en otro tiempo.

Patri García

Patri García

Pamplona, 1993. Estudiante de Estudios Ingleses en el Campus de Álava. Amante de la cultura anglo-sajona, las historias y las palabras complicadas.

Más entradas - Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies